Mundial de Uruguay 1930: Una final rioplatense

La primera Copa del Mundo se llevó a cabo en Uruguay y tuvo a la Selección Argentina como protagonista en una final rodeada de disturbios y agresiones a los futbolistas albicelestes.

Las dos medallas doradas que consiguió Uruguay en el fútbol de los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928 fueron la razón de la decisión que tomó FIFA para concederle la organización de la primera Copa del Mundo. En mayo de 1929 la dirigencia mundial se reunió en Barcelona y allí se resolvió darle la chance al país oriental de ser la sede.

Te puede interesar...El tercer viaje de ColónEl tercer viaje de Colón

El fútbol había tomado enorme popularidad en Europa y lo mismo sucedía en América Latina, por lo que varios países quisieron pelearles la candidatura a los uruguayos. Sin embargo, las chances de Italia, España, Suecia, Holanda y Hungría fueron disminuyendo y por diferentes razones se inició una cadena de renunciamientos a competir con Uruguay, que finalmente ganó sin necesidad de una votación.

Encima y más allá de la rotunda negativa inglesa a participar en un nuevo torneo mundial, italianos y españoles se dedicaron a torpedear la concurrencia a Montevideo, aduciendo que el clima en invierno era muy malo para la travesía en barco y sumando apoyos en Europa. Pese al intento de boicot, el presidente Jules Rimet logró que Francia, Bélgica, Rumania y Yugoslavia pudieran llegar al Uruguay con sus equipos. Desde América participaron seis equipos sudamericanos, además del dueño de casa y dos representantes del Norte, como México y Estados Unidos. En total, sumaron trece países.

Te puede interesar...Rufina Cambaceres y su trágica muerteRufina Cambaceres y su trágica muerte

Los cuatro equipos europeos, además de los jueces de ese continente y el propio Jules Rimet, que trajo la Copa que se entregaría al campeón, viajaron juntos en el Conte Verde, el barco que partió desde Génova y pasó por un puerto francés y Barcelona, donde recogió a las delegaciones.

Uruguay y Argentina partieron como favoritos, sobre todo porque habían disputado la final de los Juegos Olímpicos de 1928 con triunfo 2-1 de los Celestes, pero también porque habían demostrado clara superioridad sobre los otros sudamericanos. Ambos pasaron sin sobresaltos la primera fase, en la que se inauguró el Estadio Centenario, construido en tiempo récord de 300 días y algunos más.

Te puede interesar...Día de la Pachamama, o día de la Madre TierraDía de la Pachamama, o día de la Madre Tierra

Brasil participó con un combinado carioca, los yugoslavos vinieron sin jugadores croatas y los estadounidenses con una mezcla de experimentados ingleses y escoceses. Uruguay organizó la primera Copa del Mundo en tres canchas: el flamante Centenario, el Parque Central de Nacional y la cancha de Peñarol, en Pocitos.

Yugoslavos y estadounidenses se clasificaron para enfrentar a los equipos rioplatenses en las semifinales. No había duda de quiénes ganarían. El 26 de julio, Argentina aplastó por 6-1 a los norteamericanos, con goles de Luis Monti, Alejandro Scopelli, dos de Guillermo Stábile y dos de Carlos Peucelle. Estados Unidos jugó con diez hombres el segundo tiempo por la fractura del jugador Tracey y Argentina hizo cinco de los seis goles en ese tiempo. Uruguay superó también por 6-1 a Yugoslavia al día siguiente. Arrancó perdiendo a los cuatro minutos, pero al final de la etapa inicial ya ganaba 3-1. En el complemento llegaron tres goles más.

La final, entre ruidos molestos, amenazas e incidentes

El clima entre los vecinos rioplatenses no había sido bueno. Incidentes provocados por el público montevideano cuando jugaba Argentina generaron una mayor presión, incluso la delegación Albiceleste tuvo problemas para descansar porque casi diariamente había gente fuera del hotel donde pernoctaban haciendo ruido en horario nocturno para molestarlos.

La final se jugó el 30 de julio ante casi 70 mil personas, entre ellos casi diez mil argentinos en las tribunas. En Buenos Aires se instalaron pizarras y el público se agolpó delante de los diarios que tenían sus redacciones en el centro porteño.

El primer tiempo se jugó con pelota argentina y el segundo, con pelota uruguaya. Peucelle y Stábile dieron vuelta la ventaja inicial Celeste y la etapa se cerró 2-1 en favor de la Argentina. En el vestuario, el caudillo Luis Monti estaba muy nervioso y contó que lo habían amenazado de muerte y que no quería jugar la segunda parte. Finalmente lo convenció el dirigente sanlorencista Pedro Bidegain y salió a la cancha, pero fue una sombra. Uruguay reaccionó, aprovechó las flaquezas de varios jugadores argentinos y convirtió tres goles, a través de Cea, Iriarte y Héctor Castro. El partido finalizó 4-2.

Hubo incidentes al final, la delegación argentina fue llevada directamente al puerto y subida al barco donde volverían a Buenos Aires. Incluso, tuvo que salir del muelle y situarse en cercanías del puerto porque la niebla les impedía volver, pero todo el trayecto hasta el puerto fue apedreado el colectivo que los trasladaba aunque hubiesen perdido. Eso generó la ruptura de relaciones entre ambas asociaciones y la suspensión, por varios años, de la Copa América. Uruguay festejó su triunfo y se quedó con el primer título.


Fuente: tycsports

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies