Atentado contra Simón Bolívar

La noche del 25 de septiembre de 1828, la quiteña Manuela Sáenz ayudó a salvar a Simón Bolívar de un atentado llevado a cabo en Bogotá

La Conspiración Septembrina fue un atentado contra la vida de Simón Bolívar cuando era presidente de la Gran Colombia, ocurrido en Bogotá el 25 de septiembre de 1828. Tres docenas de atacantes forzaron el ingreso a la medianoche al Palacio Presidencial comandados por el comandante Pedro Carujo y luego de asesinar a los guardias se dirigieron a la habitación de Bolívar, quien logró escapar por la ventana, con ayuda de su Amante Manuela Sáenz.

Los atacantes fueron enfrentados por el General de Brigada Ramón Olivares quien se encontraba en el lugar protegiendo al Libertador. En los juicios seguidos luego del atentado fue condenado a muerte su principal opositor, el general Francisco de Paula Santander, a quien Bolívar le perdonó la vida y lo desterró. Los sucesos influyeron en la desintegración de la Gran Colombia, que desaparecería tres años después.